n_logo-diocesis-huelva

diocesisdehuelva.es

PORTAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN HUELVA

(+34) 959 252 100
info@diocesishuelva.es

El Obispo preside la celebración de la Solemnidad de la Natividad del Señor en la Catedral

Publicado:
25 diciembre, 2021
Imagen de la Santa Misa Estacional de la Solemnidad de la Natividad del Señor celebrada esta mañana en la Catedral.

El obispo de Huelva, Santiago Gómez, ha presidido la celebración de la Solemnidad de la Natividad del Señor en la Santa Iglesia Catedral. Con el deseo de “que llegue a todo el mundo el anuncio gozoso de la Navidad”, el Obispo celebraba la Misa de Medianoche.

Misa de medianoche, presidida por el Obispo de Huelva en la Catedral.

En su homilía, señaló que en la oscuridad de la noche ha brillado la Luz del mundo para iluminar a todos los hombres y que la misericordia y la ternura divina se han manifestado en el pobre Niño nacido en Belén. De esta manera, “Dios ha querido compartir nuestra condición y se ha hecho cercano, identificándose de una forma especial con los pobres y necesitados”.

D. Santiago Gómez durante su homilía, en la misa de medianoche.

La señal que vieron los pastores que velaban el rebaño, “es la misma que hoy nos indica dónde podemos encontrar la verdadera alegría: en el Dios- con – nosotros, el Enmanuel”.

Por otro lado, D. Santiago Gómez ha presidido también la Santa Misa Estacional de la Solemnidad de la Natividad del Señor celebrada en la mañana de este 25 de diciembre en la seo onubense, un templo cuyo aspecto ha presentado estas celebraciones adornos acordes con el tiempo de Navidad, entre los que destaca un hermoso nacimiento delante del altar.

Aspecto de la Catedral durante las celebraciones de la Navidad.

«La Encarnación de Dios que celebramos en esta Navidad ha cambiado todo en la vida del hombre, en nuestra propia existencia».

El Obispo de Huelva, esta mañana en la Catedral.

D. Santiago Gómez, durante la Santa Misa Estacional de esta mañana, ha señalado respecto al canto de entrada de la misa del día de Navidad, que nos presenta a Jesús así: «Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; lleva a hombros el imperio y tendrá por nombre Ángel del Gran Consejo» (Is 9,5). En relación a las lecturas del día, empezando por Isaías (Is 52, 7-10), ha recordado que «el Niño que ha nacido es el Verbo de Dios, la Palabra encarnada. Ahora que esta Palabra se ha encarnado, de un extremo al otro de la tierra se verá la salvación de nuestro Dios». Por su parte, la carta a los Hebreos (Heb 1, 1-6) «muestra cómo Dios nos ha hablado en esta etapa final por su Hijo».

El Obispo también ha subrayado la importancia de reencontrar la Persona de Cristo para redescubrir nuestro ser cristiano. Así, es fundamental nuestra comprensión de Dios, que «ya no es un ser lejano o imaginado, sino alguien de nuestra condición, hombre, menos en el pecado»; los sacramentos, que «no son signos incomprensibles o gestos para expresar nuestras convicciones, sino un modo actual de actuar Dios-con- nosotros»; la oración, que «no es pura interioridad o ejercicio psicológico, sino diálogo interpersonal con quien ha salido a nuestro encuentro»; nuestro actuar en el mundo, que «no está guiado por ideologías y limitado a nuestras fuerzas, sino orientado por la voluntad del que nos ha revelado el camino en su Hijo, Jesús, y que nos permite vivir en comunión con Él y caminar a su encuentro en la vida eterna».

Así, podemos releer con gratitud el sermón para el día de Navidad del papa San León Magno: «Reconoce, cristiano, tu dignidad, y puesto que has sido hecho partícipe de la naturaleza divina, no pienses en volver con un comportamiento indigno a las antiguas vilezas. Piensa de qué cabeza y de qué cuerpo eres miembro». Y ha añadido: «La Encarnación de Dios que celebramos en esta Navidad ha cambiado todo en la vida del hombre, en nuestra propia existencia».

Durante el tiempo de Navidad, el Pastor de la Diócesis presidirá otras celebraciones en la Catedral. La primera de ellas será mañana, 26 de diciembre, Jornada de la Sagrada Familia, a las 12.00 horas. El próximo 6 de enero, en la Solemnidad de la Epifanía del Señor, así como el 9 de enero, fiesta del Bautismo del Señor, presidirá las celebraciones, ambas a las 12.00 horas.

 

Te puede interesar