n_logo-diocesis-huelva

diocesisdehuelva.es

PORTAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN HUELVA

Copón de Galaroza (h. 1775)

Publicado:
4 julio, 2024
Anónimo, del círculo de Damián de Castro || Plata en su color y sobredorada, repujada y cincelada. || Alto 37 x base 19 x copa 14 cm. || Galaroza. Iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción

Son muchas las obras de arte sacro que podemos admirar en la iglesia parroquial de Galaroza. Destaca en magnífico copón de plata en su color en los fondos y sobredorada en los motivos en relieve, del último cuarto del siglo XVIII[1]. De notable porte, presenta un movido esquema compositivo, con una clara intención de enriquecer el vaso sagrado con variadas y sugerentes escenas bíblicas y simbólicas. Parece imposible que quepan tantas referencias en tan poco espacio físico, y que estén tan artísticamente labradas y relacionadas entre sí para formar una unidad de significado.

Base, astil, copa y sobrecopa adoptan una partición ternaria, en torsión helicoidal, aunque sin perder la planta circular o mixtilínea aproximada al círculo en la copa y en la base, respectivamente.

El pie, de planta curvilínea, con pequeñas hendiduras siguiendo el ritmo ternario, y cuerpo abombado, descansa sobre un plinto formado por varias pestañas, rematadas por una cadena de pequeñas ces y rocallas. Tres haces vegetales de plata en su color, con espigas doradas, parten del astil, y dejan sendos espacios, que son aprovechados para desarrollar unas escenas bíblicas, doradas sobre fondo de plata: el sacrificio de Isaac (Gen 22, 1-18), la cena de Emaús (Lc 24,13-35) y Cristo que entrega a San Pedro las llaves del reino de los cielos (Mt 16, 19). El pie se eleva hasta casi formar parte del astil, del que lo separa un plato de festones curvos, y que a su vez recibe el arranque del astil.

La sección hexagonal deriva en un pie triangular del que parte el nudo. Arriesgada apuesta por el número ternario cuando se quiere decorar con los evangelistas: en los ángulos están situados el león de San Marcos, el toro de San Lucas y el águila de San Juan, mientras que el niño de San Mateo figura entre el toro y el águila, junto a una cartela con la leyenda “Ignoto Deo”, “Al Dios desconocido”, inscripción que encontró San Pablo en el Areópago de Atenas (Hch 17, 23). Podría tratarse de una alusión a la adoración que recibe la Eucaristía como divinidad escondida, según el himno atribuido a Santo Tomás de Aquino[2]: “Adoro te devote, latens deitas, quae sub his figuris vere latitas”: “Te adoro devotamente, divinidad escondida, que verdaderamente te ocultas bajo estas especies” de pan. Entre el toro y el león, aparece un ángel, unas nubes y un racimo de uvas.

En la copa, Dios habla a Moisés, desde la zarza ardiendo, cuando pastoreaba las ovejas de su suegro Jetró (Ex 3, 1-6). El profeta Elías duerme recostado, mientras aparece un rompimiento de gloria, que le aporta el pan con el que podrá subir hasta el monte de Dios, el Horeb (I Re 19, 5-8). Y el alma, en forma de niña montada en una cierva, que acude a la fuente de aguas vivas (Sal 41), que no es otra que las cinco llagas que brotan del Niño Jesús.

En la tapa, un ángel libera de sus cadenas a Pedro (Hch 12, 6). El rey salmista David tocando el arpa (I Sam 16, 16-23). Y Jesús y la Samaritana junto al pozo de Jacob (Jn 4, 4-43).  Finalmente, el conjunto se culmina con una cruz de sección plana, en torno a la que se enrosca un delfín, en alusión al acróstico del pez, ixthys: Iesus Christus Theou Yios Soter, Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador. Las escenas de la copa y sobrecopa se separan por medio de ces y rocallas de gran desarrollo.

Esta magnífica pieza carece de punzón que identifique su autoría. Sin embargo, las características formales y el gusto por las escenas historiadas nos llevan a recordar las composiciones de Damián de Castro, que recuperan el carácter escultórico de la orfebrería, por ejemplo el copón de San Mateo de Lucena o el cáliz de Santiago de Montilla[3].      

Figuró en la exposición Ave verum Corpus, en el Museo Provincial de Huelva, en 2004[4].

                                                                                               Manuel Jesús Carrasco Terriza


[1]. HEREDIA MORENO, María del Carmen: La orfebrería en la provincial de Huelva, Huelva, Diputación, 1980, t. II, pp. 119-120.

[2]. MARCOS CASQUERO, Manuel A. y José OROZ RETA: Lírica latina medieval. II. Poesía religiosa, Madrid, BAC, 1997, pp. 696-697.

[3]. NIETO CUMPLIDO, Manuel y MORENO CUADRO, Fernando: Eucharistica Cordubensis, Córdoba, Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba, 1993, pp. 82-84, 112, 114, 199.

[4]. CARRASCO TERRIZA, Manuel Jesús, en Catálogo de la Exposición Ave verum Corpus, Córdoba, Cajasur, 2004, n. 91, pp. 328-329

Te puede interesar

Corazón de Jesús

Huelva. Colegio Diocesano Sagrado Corazón. || Sebastián Santos Rojas, 1930 || Escultura en madera policromada, 1,45 m.

Leer más »