n_logo-diocesis-huelva

diocesisdehuelva.es

PORTAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN HUELVA

(+34) 959 252 100
info@diocesishuelva.es

Fallece el cardenal Martínez Somalo, quien coronara a la Virgen de la Cinta el 26 septiembre de 1992

Publicado:
11 agosto, 2021

Ayer, festividad de San Lorenzo, falleció el cardenal Eduardo Martínez Somalo. Este riojano de 94 años está unido a la historia de nuestra diócesis onubense, ya que fue el Legado del Papa San Juan Pablo II en los Congresos Internacionales Mariano y Mariológico, celebrados en Huelva en 1992.

Además, coronó, junto a Monseñor Rafael González Moralejo, en nombre del Papa, la bendita imagen de Nuestra Señora de la Cinta, el 26 de septiembre de 1992, y presidió la clausura de los Congresos en El Rocío, en una magna celebración a la que acudieron los Reyes de España y la Condesa de Barcelona.

El cardenal Martínez Somalo había nacido en Baños de Río Tobía (La Rioja), en 1927. Sus estudios teológicos y en cánones los realizó en universidades romanas. Ordenado de presbítero en 1950, entró en el servicio diplomático de la Santa Sede. En 1975 fue nombrado arzobispo de Thagora y nuncio apostólico en Colombia por el Papa San Pablo VI. Posteriormente fue responsable de la sección española de la Secretaría de Estado, Nuncio apostólico en Colombia y sustituto de la Secretaría de Estado.

En 1988 fue creado cardenal y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. En 1992 fue nombrado prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. Y en 1993, San Juan Pablo II lo designó Camarlengo de la Iglesia Católica, presentado su renuncia al llegar a
los 80 años en 2007. En razón de este ministerio asumió la responsabilidad de la Santa Sede durante los 17 días que duró la sede vacante tras el fallecimiento de San Juan Pablo II.

La diócesis de Huelva se suma a las muestras de pesar por su muerte, y le encomienda a la Santísima Virgen, para que sea coronado en el cielo “con la corona que no se marchita”. Guarda su alma en la paz, junto a Ti, Señor.

Te puede interesar