n_logo-diocesis-huelva

diocesisdehuelva.es

PORTAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN HUELVA

(+34) 959 252 100
info@diocesishuelva.es

¿Qué es y cómo hacer el «Testamento Vital»?

Publicado:
2 marzo, 2022

La Delegación Diocesana para la Familia y la Defensa de la Vida pone en marcha una campaña para dar a conocer el Testamento Vital y el procedimiento para hacerlo, con la intención de ofrecer protección frente a la Ley de la Eutanasia (Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, de regulación de la eutanasia). En próximas fechas, ampliará y detallará esta información por los distintos arciprestazgos y en otros ámbitos donde fueran requeridos.

El testamento vital es la expresión escrita de la voluntad de un paciente sobre los tratamientos médicos que desea recibir, o no está dispuesto a aceptar, en la fase final de su vida. El testamento vital también especifica que se administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos, pero que no se aplique la eutanasia. Además, se solicita una atención espiritual.

La Conferencia Episcopal Española anima a firmar este Testamento Vital, advirtiendo que, para su efectividad, se analicen las particularidades que puedan darse en cada Comunidad Autónoma. En nuestro caso, dada la dispersión y ambigüedad de la normativa existente, se ha realizado un trabajo de síntesis que permita hacer más fácil la tramitación y con todas las garantías legales.  Es muy importante tener en cuenta que la Declaración de Instrucciones Previas y Voluntades Anticipadas, tendrá validez plena siempre que se inscriba en algunos de los puntos del Servicio Público de Salud que más abajo se indican.

La presentación y la rúbrica se deben realizar ante el registrador que se designe, evitándose así la presencia de testigos o la eventual intervención de un notario. Y para dicha presentación hay que pedir cita previa llamando al teléfono 955545060 de Salud Responde. La relación de puntos de registros abiertos en la provincia de Huelva, es la siguiente:

  • Delegación Territorial de Salud – Avenida Martín Alonso Pinzón, nº 6. 21003 – Huelva.
  • Hospital Infanta Elena – C/ Dr. Pedro Naranjo, s/n. 21080 – Huelva.
  • Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez – Ronda exterior s/n. 21005 – Huelva.
  • Hospital Vázquez Díaz – Ronda exterior Norte s/n. 21080 – Huelva.
  • Hospital Minas de Riotinto – Avenida La Esquila, nº 5. 21660. Minas de Riotinto.
  • Centro de Salud Cortegana – Calle Jesús Nazareno s/n. 21230. Cortegana.

Y los impresos a cumplimentar, pueden descargarse clicando en los siguientes enlaces:

 

En palabras del delegado diocesano para la Familia y la Defensa de la Vida, José Antonio García Morales, «frente a la eutanasia, se trata de hacer visible y eficaz nuestra apuesta decidida por la vida como don de Dios, desde su inicio hasta su término natural»De este modo, esta delegación inicia un camino en el que será necesaria e imprescindible la colaboración e implicación de agentes de pastoral de la familia, de la salud y de cuantos quieran colaborar en la difusión de esta herramienta, cuyo texto puede leerse a continuación.

Texto Testamento Vital CEE a insertar en el cuerpo principal del Anexo II

A mi familia, al personal sanitario, a mi párroco o al capellán católico:

Si me llega el momento en que no pueda expresar mi voluntad acerca de los tratamientos médicos que se me vayan a aplicar, deseo y pido que esta Declaración sea considerada como expresión formal de mi voluntad, asumida de forma consciente, responsable y libre, y que sea respetada como documento de instrucciones previas, testamento vital, voluntades anticipadas o documento equivalente legalmente reconocido.

Considero que la vida en este mundo es un don y una bendición de Dios, pero no es el valor supremo absoluto. Sé que la muerte es inevitable y pone fin a mi existencia terrena, pero desde la fe creo que me abre el camino a la vida que no se acaba, junto a Dios.

Por ello, yo, el que suscribe MANIFIESTA

Que tengo la capacidad legal necesaria y suficiente para tomar decisiones libremente, actúo de manera libre en este acto concreto y no he sido incapacitado/a legalmente para otorgar el mismo:

Pido que, si llegara a padecer una enfermedad grave e incurable o a sufrir un padecimiento grave, crónico e imposibilitante o cualquier otra situación crítica; que se me administren los cuidados básicos y los tratamientos adecuados para paliar el dolor y el sufrimiento; que no se me aplique la prestación de ayuda a morir en ninguna de sus formas, sea la eutanasia o el “suicidio médicamente asistido”, ni que se me prolongue abusiva e irracionalmente mi proceso de muerte.

Pido igualmente ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte y para ello solicito la presencia de un sacerdote católico y que se me administren los sacramentos pertinentes.

Deseo poder prepararme para este acontecimiento final de mi existencia, en paz, con la compañía de mis seres queridos y el consuelo de mi fe cristiana.

Suscribo esta Declaración después de una madura reflexión. Y pido que los que tengáis que cuidarme respetéis mi voluntad.

Te puede interesar

Adviento: tiempo de espera con María

El domingo, 27 de noviembre, ha comenzado el nuevo año litúrgico con el inicio del Adviento, que es una invitación a fijarnos en el Señor que viene. Vendrá en gloria en el último día y sigue viniendo en cada acontecimiento. Nuestra espera vigilante ha de encontrarlo en cada uno de ellos. María es nuestro modelo, también en la esperanza.

Leer más »

Mons. Santiago Gómez: “La enseñanza religiosa escolar es un beneficio para todo el sistema educativo y para la sociedad del siglo XXI”

Granada acogerá los próximos días 19 y 20 de noviembre el III Congreso del Profesorado de Religión Católica de Andalucía bajo el lema ‘Una asignatura para el siglo XXI’. Será un punto de encuentro para el profesorado que imparte la enseñanza religiosa escolar, donde se reflexionará sobre el actual panorama educativo en clave de retos y oportunidades

Leer más »