n_logo-diocesis-huelva

diocesisdehuelva.es

PORTAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN HUELVA

(+34) 959 252 100
info@diocesishuelva.es

Entrevista a Juan Pedro Virella, ecónomo diocesano, sobre el resultado de la aportación, a través de la X, en el ejercicio IRPF pasado

Publicado:
1 abril, 2022
Con ocasión de la presentación de la nueva Campaña X-Tantos, que arranca el próximo lunes 4 de abril, el ecónomo de la Diócesis de Huelva nos explica los datos económicos de nuestra Iglesia (gastos e ingresos) y el resultado de la aportación, a través de la X, en el ejercicio IRPF 2020.

¿Por qué la Iglesia tiene una casilla en la declaración y por qué merece la pena marcarla?

Todo esto parte de los Acuerdos del Estado Español con la Santa Sede de 1979, en el que se establece un sistema de colaboración en el sostenimiento de la Iglesia mediante asignación tributaria, con una partida dentro de los presupuestos del Estado. Eso fue así hasta 2006 en el que, como digo, era el Estado el que asignaba directamente una partida de sus presupuestos a este fin.

A partir de 2007 se cambia de sistema: ya no es el estado quien aporta directamente a la Iglesia, si no que nosotros, los propios ciudadanos, a través de su declaración de la renta decimos si queremos o no aportar un porcentaje de nuestros impuestos (en este caso un 0,7%) para que vayan a la Iglesia Católica e, igualmente y como recomendamos en la Iglesia, la casilla de Otros Fines Sociales, que destina otro 0,7 %. De este modo, ahora mismo dependemos de ese “check”, o de ese “click” en el caso de hacer nuestra declaración de forma online.

¿Cómo se sostiene la Iglesia Católica?

En cuanto al sostenimiento de la Iglesia, y en concreto de nuestra Diócesis de Huelva, una de los ingresos más importantes es precisamente la asignación tributaria de la Conferencia Episcopal que viene de esta X en el IRPF. Eso supone el 37% de los ingresos. Es una aportación importante, pero no es la única. También hay un porcentaje de aportación directa de los fieles (18%), por alquileres de bienes patrimoniales y otras actividades (11%) y después hay otro partida importante a través de ingresos corrientes, como es el caso de las exequias, por medio de los seguros de decesos (33%). El 2% restante pertenecen a ingresos extraordinarios.

Como has dicho antes, es importante recordar esa posibilidad de marcar la X en la Iglesia Católica y Fines Sociales a la vez.

Sí. En este tema hay que tener claro que aparecen estas dos casillas: se puede marcar una, las dos o ninguna. Si no marcamos ninguna, sencillamente es el Estado quien se queda con ese porcentaje del 1,4% que destinará a gastos generales o a lo que determine en sus presupuestos. Nos dan, digamos, el poder al ciudadano de decirle al Estado en qué queremos que se destine ese porcentaje de nuestros impuestos, 0,7% a la Iglesia Católica y/o un 0,7% a Fines Sociales que después de reparten entre distintas ONGs.   

También es interesante saber, ¿en qué emplea la Iglesia sus recursos?

Curiosamente, volviendo a nuestra diócesis, aquí hay una partida de gastos muy relevante que es todo el tema de la conservación de edificios que se lleva prácticamente un 28% de nuestros gastos. Eso no es más que las parroquias de nuestros pueblos que hay que pintar, a veces hacer arreglos, etc., y todo ese gasto supone un porcentaje, como digo, importante.

También hay una gran partida de gastos en temas asistenciales, caridad y pastoral, es decir, todo lo que es directamente la atención a las personas (24%). Otro porcentaje menor (9%) se dedica a los centros de formación que tiene la diócesis. Y luego está la retribución al clero, por un lado, que supone un 22%. Por dar un poco de claridad en esto, nuestros sacerdotes cobran 900 € bruto (932 € este año) al mes, 14 pagas, lo que pasa es que nos muchos sacerdotes, un centenar y medio aproximadamente. Por otro lado, está la retribución al personal laico, trabajadores de curia, de algunas parroquias y otros centros, que supone un 14%. Y después otros gastos residuales extraordinarios que este año ha supuesto un 2%.

En concreto, ¿cuáles son los datos de la campaña del IRPF del pasado año?

Viendo los datos de Huelva, que nos los suministra la Conferencia Episcopal todos los años, se ha mantenido una cierta estabilidad de un año a otro. Los datos de los que disponemos ahora mismo, teniendo en cuenta que esto siempre va con un cierto retraso, son los datos de la Asignación Tributaria del 2020 y, en comparación con la del 2019, ha habido una estabilidad. Es interesante saber que suben las asignaciones, es decir, las personas que han marcado la X (de 88.000 a 90.000, aproximadamente), aunque porcentualmente ha bajado un poco (del 36,79% ha pasado al 33,27%). Esto qué significa: pues que aunque sean más personas las que han marcado la casilla, en cuanto al total de contribuyentes que hicieron la declaración de la renta la proporción es algo menor. Esto nos hace ver que, dado la importancia de este gesto por lo que supone de entrada de ingresos en nuestra diócesis, hay que tomar conciencia de que el futuro no es del todo halagüeño y hay que seguir avanzando en el sostenimiento de la Iglesia. 

Te puede interesar

Cáritas Diocesana acompañó los sueños de cerca de 24.000 personas en 2021

Cáritas Diocesana de Huelva ha presentado esta mañana su Memoria 2021 en el que muestra una acción social que benefició a 23.997 personas en situación de precariedad en la provincia de Huelva.

Más de 450 personas participaron en un proceso de inserción laboral.

Cáritas Diocesana de Huelva ha contado con 767 personas voluntarias para acompañar a las personas que más lo necesitaban.

Leer más »